Si soy Encargado de Protección Civil ¿cómo asesoro al Alcalde?

He tenido la oportunidad de conversar con diversos actores de nuestro Sistema Nacional de Protección Civil, a lo largo de varias regiones de Chile, y me he encontrado con algunas cosas que me han llamado la atención y me motivaron a escribir este artículo.

 

En primer lugar, se hace necesario comenzar recordando que el Sistema Nacional de Protección Civil está estructurado sobre la base del funcionamiento del ámbito local, en las distintas etapas del ciclo del riesgo (Preparación, Respuesta y Reconstrucción), es decir las comunas.

 

Éstas deben entonces prepararse para ejercer dicha función, utilizando las herramientas legales que se ponen a su disposición, como las que se encuentran en la Ley Orgánica de Municipalidades o la Ley de Sismos y Catástrofes, entre otros cuerpos legales.

 

Las Municipalidades deben procurar la prevención de riesgos y la prestación de auxilio en situaciones de emergencia o catástrofes

 

Dentro de estas normas, se establece que las “Municipalidades deben procurar la prevención de riesgos y la prestación de auxilio en situaciones de emergencia o catástrofes” (Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, Artículo N°4, letra i); se les dispone “crear sus respectivas Direcciones de Protección Civil y Emergencia a nivel Comunal” (Plan Nacional de Protección Civil) para contar con un organismo que las asesore en los temas de emergencias o desastres; y crear un Comité Comunal de Emergencia (Ley de Sismos y Catástrofes, artículo N° 22) como órganos permanentes de planificación, los que se convertirán en Comité de Operaciones de Emergencias, para la fase de respuesta.

 

En otras palabras, las Municipalidades tienen una tremenda responsabilidad en la Gestión del Riesgo de Desastres, ya sea en la fase de Planificación como en la fase de la Respuesta, abarcando todas las etapas del ciclo del riesgo.

 

En segundo lugar, vale la pena recordar que el Plan Nacional de Protección Civil establece que cada comuna tendrá un Comité de Protección Civil (o Comité Comunal de Emergencia en la Ley de Sismos), que NO es lo mismo que Comité de Operaciones de Emergencia o COE.

 

Al parecer hay personas que confunden ambos términos, e incluso comunas que nunca han realizado o registrado la convocatoria de un Comité de Protección Civil (CPC). Este comité es el que permite planificar, conocer los integrantes y retroalimentar las medidas que cada Municipalidad ha tomado en torno a la Gestión del Riesgo de Desastres, mientras que el COE es para cuando se produce la emergencia en sí o aquella que pudiera preverse como una de manifestación lenta.

 

El CPC permite, entre otras cosas, enfrentar una emergencia con protocolos y procedimientos claros y donde los miembros ya se han conocido previamente.

 

Si los miembros de un CPC nunca se han juntado previamente, cuando llegue la emergencia sólo habrá más caos y desorden

 

Si los miembros de un CPC nunca se han juntado previamente, cuando llegue la emergencia sólo habrá más caos y desorden. El hecho de que el Decreto N° 38 indique quienes conforman un COE, no exime a que estos mismos integrantes y otros que designe el Alcalde, a sugerencia del Encargado de Protección Civil, se conozcan previamente y se hayan juntado a planificar su Sistema de gestión del Riesgo.

 

En tercer lugar, las funciones del Encargado de Protección Civil deben propender hacia la Gestión del Riesgo de Desastres, es decir, salir de la mirada de emergencias y pasar a una mirada preventiva, prospectiva, reactiva y de continuidad, es decir, hacia un verdadero sistema de gestión integral, haciendo eco del ciclo del riesgo.

 

Esto se traduce en que, como buen sistema de gestión, debe poseer a lo menos: identificación y evaluación del riesgo, procedimientos y protocolos para cada fase del ciclo del riesgo (no solo para la emergencia), evaluación y retroalimentación, y la documentación de respaldo correspondiente.

 

Por supuesto que lo anterior hace imprescindible que se cree la Dirección Comunal de Protección Civil o de Gestión del Riesgo, con personal suficiente para administrar un sistema de gestión completo. Se requiere de una organización independiente, robusta y con recursos para planificar las actividades que tiendan a mitigar, preparar o formar personas y acciones que reduzcan el riesgo de desastres, de acuerdo a la realidad territorial y presupuestaria de cada municipio.

 

Acciones como, por ejemplo, elaborar los planes de emergencia para la fase de respuesta, elaboración de planes de gestión y/o reducción del riesgo para la fase de Preparación, y la elaboración de planes de recuperación para la fase final del ciclo del riesgo que debiera incluir medidas necesarias para la continuidad operacional de los servicios municipales.

 

Pero estos planes deben ser documentos realistas, adaptados a cada realidad municipal y no simples declaraciones de conceptos utópicos e idealistas que carecen de infraestructura, capacidades o financiamiento.

 

Pero para que la fase de preparación, con todas sus acciones, tenga alguna incidencia en el funcionar normal de la Municipalidad, esta organización debiera influir en la elaboración de algunos documentos importantes como lo son el Reglamento de Organización Interna (donde se establecen las funciones de cada dirección o departamento municipal, las que deben contemplar no solo funciones de acuerdo a su orgánica comunal sino que deben tener el enfoque en gestión del riesgo de desastres en su concepto integral), y el Plan de Desarrollo Comunal, PLADECO, (donde se establecen los programas municipales y que deben incluir acciones a corto, mediano y largo plazo que contribuyan a la Gestión del Riesgo de Desastres), entre otros.

 

Finalmente, respecto a la función misma de asesoría diaria al Alcalde, el Encargado de Protección Civil debe monitorear todas las amenazas declaradas en el plan respectivo, pero no sólo aquellas relacionadas con ONEMI. Es un error pensar que ONEMI es la única fuente de monitoreo y alerta de amenazas.

 

Cada comuna tiene realidades muy particulares que no son monitoreadas por ONEMI, por ejemplo, las marchas, la situación de tránsito (súper lunes por ejemplo), el estado de la infraestructura crítica, etc. Cada municipalidad debe evaluar y valorar cada amenaza de acuerdo a su contexto y evaluar si corresponde que el CPC o el COE se involucre en estas. Por ejemplo el corte de una avenida principal producto de una marcha un día lunes será probablemente una emergencia comunal que merece la atención de las autoridades comunales, especialmente en aquellas comunas donde la función gestión del riesgo se ha fundido con la función de seguridad municipal.

 

Por estas razones, el Encargado de Protección Civil debiera monitorear, en forma diaria, todas las fuentes de información que pudieran constituir un riesgo de desastres, como los informes de tránsito, estado de la red de transporte público, hasta el informe meteorológico por mencionar algunos. Cada cual sabrá valorar la fuente y la relevancia de cada dato.

 

Hacer Gestión del Riesgo de Desastres es mucho más que elaborar Planes de Emergencia, va más allá de hacer un COE, requiere información y colaboración de muchos actores, y un involucramiento de cada autoridad municipal.

 

Un Aporte de:

Fuente de la imagen principal: Municipalidad de Melipilla

Fuente de las imágenes secundarias: Wikipedia y elaboración Propia

 

Nota: Las opiniones aquí versadas son de exclusiva responsabilidad de quién las emite. No representan necesariamente el pensamiento de la editorial de este portal y pretenden unir diferentes visiones y/o generar un debate constructivo en torno a la Gestión del Riesgo de Desastres.

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

Los datos fueron convertidos por la fuente, en material particulado PM 2,5 (µg∕m3), a escala Internacional de Índice de Calidad del Aire AQI).

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

 

 

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

 

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.