Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados Manual para situaciones de Emergencia

La preparación y la respuesta efectiva ante las situaciones de emergencias ha sido una de las máximas prioridades del ACNUR a lo largo de la pasada década. En 1991, durante mi primera misión sobre el terreno como Alta Comisionada, fui testigo del repentino y dramático éxodo de cientos de miles de refugiados kurdos desde sus hogares en Irak a Turquía y a la República Islámica de Irán. Desde entonces, la Oficina ha hecho frente a una larga lista de huidas masivas.

Estas crisis han causado un enorme sufrimiento humano y nuestra Oficina ha sido solicitada en numerosas ocasiones, lo que nos ha incitado a desarrollar un mecanismo de respuesta efectivo y rápido. Hemos establecido una lista rotativa interna que garantiza el despliegue de los funcionarios del ACNUR en 72 horas.

También se han establecido dispositivos de alerta con agencias externas para una rápida movilización de su personal. Hemos creado y puesto en marcha programas de capacitación de funcionarios, así como instrumentos de gestión específicos que permiten mantenernos preparados para responder rápida y eficazmente a las situaciones de emergencia. Para hacer frente a las necesidades humanitarias urgentes, se ha creado una reserva centralizada de equipo y suministro, que incluye paquetes gubernamentales de ayuda humanitaria.

Habiendo llevado a cabo más de 300 misiones en todo el mundo desde el año 1992, la Oficina cuenta ahora con un modelo sólido de respuesta ante las emergencias, un logro del que todos podemos estar orgullosos. Sin duda, este modelo tendrá que afrontar nuevos desafíos mientras sigan produciéndose graves desplazamientos humanos. Sin embargo, las pautas que caracterizaban las situaciones de emergencia humanitarias a principios de los años 90 están cambiando. Cada vez son más frecuentes las crisis aisladas, a menudo a escala relativamente más pequeña y con limitada repercusión internacional. Los conflictos son sobre todo internos y más
localizados, aunque la participación externa sigue teniendo un papel importante.

Quienes se ven forzados a abandonar sus hogares, así como los trabajadores humanitarios que los asisten, son, cada vez con más frecuencia, el blanco de las facciones contendientes. Como aspecto positivo, la mejora de las comunicaciones, incluso en lugares remotos, han potenciado nuestra operatividad. Además, el ACNUR ha trabajado en colaboración con otras agencias humanitarias e incluso con instituciones gubernamentales, incluidas las fuerzas militares.

Este Manual revisado y actualizado proporciona una guía útil mientras nuestra Oficina sigue haciendo frente a la repentina y cada vez más peligrosa naturaleza de los nuevos desplazamientos. En él se recalca la importancia de los planes previos a la emergencia, así como la planificación de cada una de las fases de una crisis. Se ocupa de establecer las prioridades de coordinación y la planificación de contingencia y operaciones. También se incluye importante información referente a la seguridad de los trabajadores humanitarios y al trabajo con el personal de las fuerzas armadas, así como una sección que aborda el tema de cómo superar el estrés personal.

Queda reflejada en esta edición la dedicación y experiencia de los trabajadores sobre el terreno y especialistas, tanto de nuestra Oficina como de organizaciones asociadas, que abarca los últimos 17 años desde que el Manual del ACNUR se publicó por primera vez. Me gustaría mostrar mi agradecimiento por lo que ha sido un ejemplar trabajo en equipo.

Este Manual ayudará a nuestros colegas a afrontar los desafíos venideros mientras intentamos superar la cambiante naturaleza de las emergencias. Debería servir como recordatorio de que las crisis de desplazados exigen respuestas cuidadosamente preparadas y bien gestionadas que optimicen la fuerza y capacidades propias de los distintos grupos y organizaciones. Mientras nos enfrentamos a estos nuevos desafíos, afanémonos en perfeccionar este modelo de respuesta que nuestra Oficina ha conseguido poner en marcha tras un duro trabajo.

 

Título Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados Manual para situaciones de Emergencia
Autor Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo – PNUD Chile
Publicación 2012
Link de Descarga Ver link

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

Los datos fueron convertidos por la fuente, en material particulado PM 2,5 (µg∕m3), a escala Internacional de Índice de Calidad del Aire AQI).

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

 

 

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

 

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.

 

Nota: Los Datos presentados son información Pública obtenida del sitio web de la Fuente.